Hizb 1

Hizb 1
Traducción

1. LA SURA QUE ABRE (EL «LIBRO»)
(1)
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo*.
*[Esta expresión que encabeza todas las suras del Corán, a excepción de la n°9, es conocida como «al-basmalah».
Los comentaristas interpretan que debe sobreentenderse: «Comienzo en/con el nombre de Allah…» o: «El comienzo es en el nombre de Allah…»
Hay también quien la interpreta como un juramento, es decir: «Por el nombre de Allah…» y sobreentendiéndose: «que lo que viene a continuación es cierto».
Y se discrepa acerca de si es una aleya del Corán, excepto dentro de la sura de las Hormigas, n°27, aleya 30, donde no hay duda. Una opinión dice que no es una aleya ni de la sura al-Fatihah (la que abre el Libro) ni de ninguna otra de las que encabeza; y ésta es la opinión del lmam Malik.
Otra dice que es una aleya en cada sura, opinión de Abdullah b. al-Mubarak.
Y una tercera dice que es una aleya en la sura al-Fatihah pero no al principio de las demás; y esta es la opinión del lmam ash-Shafi´.]

(2)
Las alabanzas a Allah*, Señor de los mundos*.
*[Lit. La alabanza pertenece a Allah, es de y para Allah. Esto implica que de Él viene y Él la merece.]
*[En árabe «al-´alamin». Designa todo lo existente excepto Allah. Su raíz lingüística está en relación con los nombres «´alam» o «´alámah», que significan signo o señal, aludiendo al hecho de que cada cosa en la existencia es en sí misma una señal, un indicio, que señala a su Creador y Originador.
Hay comentaristas que explican que se refiere a la gente de cada época, basándose en el significado que parece tener en otros lugares del Corán. Y en este sentido también, lbn ´Abbás dice que son los genios y los hombres. Y Abu Sa´id al-Judri dijo que Allah creó cuarenta mil mundos, uno de los cuales es el nuestro.]

(3)
El Misericordioso, el Compasivo*.
*[En árabe «rahman» y «rahim», que son dos atributos de Allah que proceden de la raíz «rahima», cuyo sustantivo «Rahmah» significa voluntad de hacer el bien y misericordia. «Rahman» implica que esta voluntad de bien incluye a todas las criaturas sin distinción. En «rahim» es más específica de los creyentes y de la Otra Vida. Además, «rahman» es un nombre exclusivo de Allah, mientras que «rahim» puede aplicarse a un ser humano.]

(4)
Rey del Día de la Retribución.

(5)
Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda*.
*[La raíz de lo que traducimos como adorar o adoración, significa en su origen humildad, sumisión, y es sinónimo de obediencia; implica por parte del siervo, el reconocimiento de la unicidad de su Señor, sin asociarle nada, y actuar según aquello que Le complace. Este es el sentido que tiene a lo largo de todo el Corán.]

(6)
Guíanos por el camino recto,

(7)
el camino de los que has favorecido, no el de los que son motivo de ira, ni el de los extraviados.

2. SURA DE LA VACA
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Alif, Lam, Mim.

(2)
Ese Libro, sin duda, contiene una guía para los temerosos (de su Señor).

(3)
Esos que creen en el No-Visto*, establecen el salat* y de la provisión que les hemos asignado, dan.
*[En árabe «al-ghayb», que significa el hecho de estar ausente, fuera del alcance de los sentidos. Es todo aquello que no está a la vista, aunque esté latente y no sea necesariamente invisible; o todo aquello que no se conoce. Abarca todo lo que es objeto del Imán o creencia: Allah, Sus ángeles, la Otra Vida, etc… No obstante en el contexto en el que aparece aquí cabe también otro sentido según el cual habría que traducir: «Esos que creen cuando nadie los ve.»]
*[La oración preceptiva.]

(4)
Y esos que creen en la Revelación que se hizo descender sobre ti y en la que se hizo descender antes de ti; y de la Otra Vida tienen certeza.

(5)
Ellos son los que van en una dirección de su Señor y son los que tendrán éxito.
(6)
A los que se niegan a creer, es igual que les adviertas o que no les adviertas, no creerán.

(7)
Allah les ha sellado el corazón y el oído y en los ojos tienen un velo. Tendrán un inmenso castigo.

(8)
Hay hombres que dicen: Creemos en Allah y en el Último Día, pero no son creyentes.

(9)
Pretenden engañar a Allah y a los que creen, pero sólo se engañan a sí mismos sin darse cuenta.

(10)
En sus corazones hay una enfermedad que Allah les acrecienta.
Tendrán un doloroso castigo por lo que tacharon de mentira.

(11)
Cuando se les dice: No corrompáis las cosas en la tierra, responden: Pero si sólo las hacemos mejores.

(12)
¿Acaso no son los corruptores, aunque no se den cuenta?

(13)
Y cuando se les dice: Creed como han creído los hombres.
Dicen: ¿Es que vamos a creer como los necios?
¿No son ellos los necios sin saberlo?

(14)
Cuando se encuentran con los que creen, les dicen: Creemos.
Pero cuando se quedan a solas con sus demonios, les dicen:
La verdad es que estamos con vosotros y sólo queremos burlarnos.

(15)
Allah se burlará de ellos y los dejará vagar errantes fuera de los límites.

(16)
Esos son los que han cambiado la guía por el extravío; su negocio no ha prosperado y no están guiados.

(17)
Se parecen a quienes encienden un fuego y cuando alumbra en torno a ellos, Allah se lleva la luz y los deja a oscuras, sin ver.

(18)
Sordos, mudos y ciegos, no podrán volver (de su extravío).

(19)
O como el que está en medio de una tormenta donde hay tinieblas, truenos y relámpagos. El estampido del rayo al caer, les hace taparse los oídos por temor a la muerte.
Pero Allah tiene rodeados a los incrédulos.

(20)
A punto está el relámpago de quitarles la vista. Cada vez que les alumbra andan, pero cuando se hace oscuro, se detienen. Si Allah quisiera les quitaría el oído y la vista.
Es verdad que Allah tiene poder sobre todas las cosas.

(21)
¡Hombres! Adorad a vuestro Señor que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron.
Tal vez así os guardéis.

(22)
Él ha hecho para vosotros de la tierra un lecho y del cielo un techo, y hace caer agua del cielo y que gracias a ella broten frutos, que son para vosotros provisión.
Así pues, no atribuyáis iguales a Allah una vez que sabéis.

(23)
Y si tenéis alguna duda sobre lo que hemos revelado a Nuestro siervo, venid vosotros con una sura igual; y si decís la verdad, llamad a esos testigos que tenéis en vez de Allah.

(24)
Mas si no lo hacéis, que no lo haréis, temed al Fuego cuyo combustible son los hombres y las piedras, preparado para los incrédulos.

(25)
Y dales la buena noticia a los que creen y practican las acciones de bien, de que tendrán jardines por cuyo suelo corren los ríos.
Cada vez que se les provea con frutos de estos jardines para que se alimenten, dirán: Esto es lo mismo que antes se nos daba.
Sin embargo lo que se les dé, sólo será parecido.
Allí tendrán esposas puras y serán inmortales.

(26)
Allah no se avergüenza de utilizar un ejemplo cualquiera, ya sea un mosquito o algo de más importancia.
Los que creen, reconocerán la verdad procedente de su Señor, pero los que se niegan a creer, dirán: ¿Qué pretende Allah con este ejemplo?
Extraviar con él a muchos y guiar a muchos. Pero sólo los que se apartan de la obediencia se extraviarán.

(27)
Esos que rompen el pacto con Allah después de haberse comprometido. Separan lo que Allah mandó mantener unido y corrompen en la tierra. Esos son los perdidos.

(28)
¿Cómo es que no creéis en Allah si estábais muertos y os dió la vida, luego os hará morir y de nuevo os dará la vida y volveréis a Él?

(29)
Él es Quien creó para vosotros todo cuanto hay en la tierra.
Luego, dirigió Su voluntad al cielo y conformó siete cielos en perfecto equilibrio.
Él conoce todas las cosas.

(30)
Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: Voy a poner en la tierra a un representante Mío*.
Dijeron: ¿Vas a poner en ella a quien extienda la corrupción y derrame sangre mientras que nosotros Te glorificamos con la alabanza que Te es debida y declaramos Tu absoluta pureza? Dijo: Yo sé lo que vosotros no sabéis.
*[En árabe «jalifa», de donde viene califa. El hombre es el califa o el representante de Allah en la tierra.]

(31)
Y enseñó a Adam todos los nombres (de los seres creados) y mostró éstos a los ángeles diciéndoles: ¡Decidme sus nombres si sois veraces!

(32)
Dijeron: ¡Gloria a Ti! No tenemos más conocimiento que el que Tú nos has enseñado. Tú eres, en verdad, el Conocedor perfecto, el Sabio.

(33)
Dijo: ¡Adam! Diles sus nombres.
Y cuando lo hubo hecho, dijo:
¿No os dije que conocía lo desconocido de los cielos y de la tierra, así como lo que mostráis y lo que ocultáis?

(34)
Y cuando dijimos a los ángeles: ¡Postraos ante Adam!
Se postraron todos menos Iblis que se negó, se llenó de soberbia y fue de los rebeldes.

(35)
Dijimos: ¡Adam! Habita con tu pareja el Jardín y comed sin restricciones de lo que haya en él, pero no os acerquéis a este árbol porque entonces seríais de los injustos*.
*[La raíz del término árabe traducido como «injusto» significa poner algo fuera de su sitio, por lo que se podría traducir también como «transgresores». En el contexto coránico alude a menudo al hecho de asociar con Allah lo que no le corresponde.]

(36)
Pero el Shaytán les hizo caer a causa de él*, sacándolos de donde estaban. Dijimos: ¡Descended!: Unos seréis enemigos de otros*.
Tendréis temporalmente en la tierra un lugar de asentamiento y bienes de los que disfrutar.
*[Es decir, les hizo caer a causa del árbol, por haber comido de él. También se puede entender que el pronombre se refiere al Jardín, y en este caso habría que traducir: les hizo caer o bajar de él, del Jardín.]
*[Adam y Hawá en relación a Shaytán.]

(37)
Luego Adam, recibió palabras inspiradas por su Señor, que se volvió a él; es verdad que Él es el que se vuelve en favor de Sus siervos, el Compasivo.
(38)
Dijimos: Descended todos de aquí; y si os llega de Mí una guía, los que la sigan no tendrán nada que temer ni se entristecerán.

(39)
Pero los que se nieguen a creer y tachen de mentira Nuestros signos… Esos serán los compañeros del Fuego donde vivirán para siempre.

(40)
¡Hijos de Israel! Recordad los beneficios con los que os favorecí y cumplid vuestra parte del pacto que Yo cumpliré la Mía, y temedme sólo a Mí.

(41)
Y creed en lo que he revelado confirmando lo que ya teníais.
No seáis los primeros en negarlo. Y no vendáis Mis signos a bajo precio y tenedme sólo a Mí.

(42)
No disfracéis la verdad con falsedad, para ocultarla, después de lo que sabéis.

(43)
Estableced el salat, entregad el zakat e inclinaos con los que se inclinan.

(44)
¿Cómo es que ordenáis a los hombres la virtud y olvidáis incluiros a vosotros mismos que recitáis el Libro? ¿Es que no váis a entender?

(45)
Buscad ayuda en la constancia y en el salat, porque éste* no es un peso para los humildes.
*[A pesar de que el término árabe «salat» es de género femenino, lo transcribímos como masculino por ser el uso más frecuente entre los musulmanes españoles que han incorporado la palabra a su vocabulario cotidiano como si fuera de género masculino.]

(46)
Los que creen con certeza que encontrarán a su Señor y que a Él han de volver.

(47)
¡Hijos de Israel! Recordad los beneficios con los que os favorecí y recordad cómo os preferí sobre los mundos.

(48)
Guardaos de un día en el que a nadie le valdrá lo que otro haya hecho, ni se aceptará que nadie interceda por nadie, ni habrá posibilidad de pagar ningún rescate, ni habrá ayuda.

(49)
Y (recordad) cuando os salvamos de la gente de Firaún que os causaban un horrible castigo, degollando a vuestros hijos varones y dejando con vida a vuestras mujeres.
Ahí teníais una enorme prueba que os ponía vuestro Señor.

(50)
Y cuando, por vosotros, hicimos que el mar se abriera en dos y os salvamos, ahogando a las gentes de Firaún ante vuestros propios ojos.

(51)
Y cuando emplazamos a Musa durante cuarenta noches y durante su ausencia, tomásteis el becerro* y fuisteis injustos.
*[Como el objeto de vuestra adoración.]

(52)
Luego, a pesar de lo que habíais hecho, os perdonamos para que pudierais agradecer.

(53)
Y cuando dimos el Libro a Musa y el discernimiento para que os pudierais guiar.

(54)
Cuando Musa dijo a sus gentes: ¡Pueblo mío! Habéis sido injustos con vosotros mismos habiendo tomado el becerro; volveos a vuestro Creador y que unos den muerte a los otros*, eso es lo mejor para vosotros ante vuestro Creador.
Él os ha aceptado de nuevo, porque Él es el que se vuelve en favor de Sus siervos, el Compasivo.
*[Es decir que los inocentes de vosotros, que no adoraron al becerro, den muerte a los que sí lo hicieron.]

(55)
Y cuando dijisteis: ¡Musa! No creeremos en ti hasta que no veamos a Allah abiertamente.
El rayo os fulminó mientras mirabais.

(56)
Luego, después de muertos, os devolvimos a la vida para que pudierais agradecer

(57)
Y os cubrimos con la sombra de la nube e hicimos que bajaran el maná y las codornices: ¡Comed de las cosas buenas con las que os sustentamos! Y no Nos perjudicaron, sino que fueron ellos los perjudicados.

(58)
Y cuando dijimos: Entrad en esta ciudad* y comed de lo que hay en ella donde queráis y sin limitaciones, pero entrad por la puerta con respeto y decid: ¡Alivia nuestras faltas! y se os perdonarán.
Y a los hombres de excelencia les daremos aún más.
*[Jerusalén.]

(59)
Pero los que de ellos eran injustos dijeron otras palabras de las que se les había mandado decir, e hicimos que bajara del cielo una plaga contra ellos por no haber cumplido lo mandado.

(60)
Y cuando Musa pidió que se diera de beber a su pueblo y dijimos: Golpea la piedra con tu vara.
Brotaron de ella doce manantiales y cada uno supo donde debía beber. ¡Comed y bebed de la provisión de Allah y no hagáis el mal en la tierra como corruptores.

(61)
Y cuando dijisteis: ¡Musa! No soportaremos más comer un único alimento, así que pide a tu Señor que haga salir para nosotros algo de lo que crece en la tierra como legumbres, pepinos, ajos, lentejas y cebollas.
Dijo: ¿Queréis cambiar lo más elevado por lo más bajo? Bajad a Misr* y tendréis lo que habéis pedido.
Se decretó que la vileza y la mezquindad fueran inseparables de ellos.
Y volvieron habiendo incurrido en la cólera de Allah.
Esto les pasó por haber negado los signos de Allah y haber matado a los profetas sin razón, y por haber desobedecido y haber traspasado los límites.
*[Misr era el nombre de una ciudad, probablemente Menfis, que por extensión daría nombre a todo Egipto.]

(62)
Cierto que los que han creído*, los que siguen el judaísmo, los cristianos y los sabeos, si creen en Allah y en el Último Día y actúan rectamente, tendrán su recompensa ante su Señor y no tendrán que temer ni se entristecerán.
*[En Muhammad, que Allah le dé Su gracia y paz.
Según Ibn ´Abbas, esta aleya estaría abrogada por la que dice: «Y quien desee otra forma de Adoración que no sea el Islam, no le será aceptada y en la Última Vida será de los perdedores.»
(aleya 84 de la sura 3)].

(63)
Y cuando os tomamos el compromiso y elevamos el monte poniéndolo por encima de vuestras cabezas*: ¡Tomad con fuerza lo que os hemos dado y recordad lo que contiene, ojalá os guardéis!
*[Como amenaza disuasoria.]

(64)
Luego, a pesar de ello, dísteis la espalda.
Y de no haber sido por el favor de Allah con vosotros y por Su misericordia, habríais estado con los que se pierden.

(65)
Ya sabéis lo que les ocurrió a aquéllos de vosotros que transgredieron el sábado* y les dijimos: ¡Convertíos en monos despreciables!
*[El sábado era el único día en el que les estaba prohibido pescar y ese día los peces llegaban hasta la orilla del mar dejándose ver. No pudiendo resistir la prueba, fueron a pescar y Allah los convirtió en monos.].

(66)
Hicimos esto para que les sirviera de lección a sus contemporáneos y a los que vinieran después.
Y es una llamada de atención para los temerosos (de Allah).

(67)
Cuando dijo Musa a su pueblo: Allah os manda que sacrifiquéis una vaca. Respondieron: ¿Te burlas de nosotros? Dijo: Que Allah me libre de estar entre los ignorantes.

(68)
Dijeron: Pídele a tu Señor por nosotros que nos aclare cómo ha de ser. Respondió: Dice que sea una vaca que ni esté entrada en años ni sea prematura, sino intermedia.
¡Haced lo que se os ordena!

(69)
Dijeron: Pídele a tu Señor por nosotros que nos aclare de qué color ha de ser. Y respondió: Dice que sea una vaca de color azafranado intenso, que alegre a quien la vea.
(70)
Dijeron: Pídele a tu Señor por nosotros que nos diga cómo ha de ser, pues todas las vacas nos parecen semejantes y de verdad que, si Allah quiere, encontraremos el camino.

(71)
Respondió: Dice que sea una vaca que no haya sido subyugada ni para arar la tierra ni para regar el campo, intacta y sin ninguna marca.
Dijeron: Ahora has traído la certeza. Y la degollaron, aunque poco faltó para que no lo hicieran.

(72)
Y cuando matasteis a uno y disputábais acerca de ello; Allah puso al descubierto lo que ocultábais.

(73)
Dijimos: Tocadlo con un miembro de ella*. Así es como Allah hace vivir lo muerto y muestra Sus signos para que podáis comprender.
*[Es decir: Tocad al muerto con un miembro de la vaca sacrificada. Y así hicieron, entonces el muerto volvió a la vida y refirió el nombre de su asesino, volviendo a morir después.]

(74)
Luego, y a pesar de esto, sus corazones se endurecieron y se volvieron como las piedras o aún más duros, pues hay piedras de las que nacen ríos, piedras que se quiebran y mana de ellas agua, y piedras que se vienen abajo por temor de Allah. Allah no está descuidado de lo que hacéis.

(75)
¿Pretendéis que os crean cuando una parte de ellos* ya habían oído la palabra de Allah y, a pesar de haberla comprendido, la alteraron conscientemente?
*[Los judíos.]

(76)
Cuando se encuentran con los que creen dicen: Creemos; pero cuando se quedan a solas entre ellos dicen: ¿Es que les vais a contar lo que Allah os dio a conocer para que lo utilicen ante vuestro Señor como argumento contra vosotros?
¿Es que no entenderéis?

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?