Hizb 2

Hizb 2
Traducción

Continúa la sura 2.- Sura de la vaca………….

(77)
¿Acaso no saben que Allah conoce lo que guardan en secreto y lo que divulgan?

(78)
Los hay que no saben ni leer ni escribir y no conocen el Libro, tan sólo son sus deseos y no hacen sino suponer.

(79)
¡Ay de los que reescriben el Libro con sus propias manos y luego dicen: Esto procede de Allah! Lo hacen vendiéndolo a bajo precio. ¡Ay de ellos por lo que han escrito sus manos!
¡Ay de ellos por lo que se han buscado!

(80)
Dicen: El Fuego sólo nos tocará un número determinado de días*. ¿Es que acaso habéis hecho un pacto con Allah -Y Allah no falta a Su pacto – o es que decís sobre Allah lo que no sabéis?
*[Dicen los comentaristas que el número que ellos pretendían era cuarenta, los mismos que habían permanecido adorando al becerro de oro. También se dice que siete.]

(81)
Pero no, el que haya adquirido maldad y esté rodeado por sus faltas…
Esos son los compañeros del Fuego, donde serán inmortales.

(82)
Y los que crean y practiquen las acciones de bien…
Esos son los compañeros del Jardín, donde serán inmortales.

(83)
Y cuando hicimos que los hijos de Israel tomaran sobre sí el Compromiso. Les dijimos: No adoraréis a otro que Allah, haréis el bien a vuestros padres así como a los parientes, a los huérfanos y a los pobres; hablaréis a la gente de buena manera, estableceréis el salat y entregaréis el zakat.
Luego, exceptuando unos pocos, dísteis la espalda y os desentendísteis.

(84)
Y cuando os hicimos tomar el Compromiso: No derramaréis la sangre de ninguno de los vuestros ni lo expulsaréis del lugar donde viva. Lo aceptásteis y sois testigos de ello.

(85)
Luego fuisteis de tal condición que os matasteis unos a otros y expulsásteis a una parte de los vuestros de sus hogares, recurriendo para ello al delito y a la injusticia.
Y no obstante, si luego venían a vosotros cautivos de otros, pagabais su rescate* cuando, en contra de la prohibición, habíais sido vosotros mismos quienes los habíais expulsado.
¿Es que vais a creer en una parte del Libro y en otra no?
El pago de los que de vosotros hagan eso será, en esta vida, la humillación, y en el Día del Levantamiento se les someterá al más severo castigo.
Allah no está inadvertido de lo que hacen.
*[Cumpliendo en esto el compromiso.]

(86)
Esos son los que han vendido la Otra Vida a cambio de la vida de este mundo. No se les aliviará el castigo ni serán auxiliados.

(87)
Ya le dimos el Libro a Musa y enviamos, tras él, a otros mensajeros. A Isa, el hijo de Maryam, le dimos las pruebas evidentes y le ayudamos con el Espíritu Puro*.
¿Acaso no os llenabais de soberbia cada vez que venía a vosotros un mensajero trayendo lo que no deseaban vuestras almas? A unos los tomásteis por mentirosos y a otros los matasteis.
*[El ángel Yibril.]

(88)
Dicen: Nuestros corazones están cerrados.
¡Maldígalos Allah por su incredulidad! ¡Qué poco es lo que creen!

(89)
Y ahora que les ha llegado un libro de Allah, que es una confirmación de lo que ya tenían, no creen en él, a pesar de reconocerlo y de que en otro tiempo pidieron auxilio contra los incrédulos*.
¡Que la maldición de Allah caiga sobre los incrédulos!
*[Cuando dijeron: ¡Allah, auxílianos con el profeta que ha de venir al final de los tiempos y que hemos encontrado descrito en la Torá!.]

(90)
¡Por qué mal precio han vendido sus almas! Haberse negado a creer en lo que Allah ha hecho descender, sólo por envidia de que Allah haya hecho descender parte de Su favor sobre aquel de Sus siervos que ha querido. Y así se han ganado ira tras ira.
Los que se niegan a creer, tendrán un castigo denigrante.

(91)
Y cuando se les dice: ¡Creed en lo que Allah ha hecho descender!
Dicen: Creemos en lo que se nos hizo descender a nosotros antes, pero no en lo que nos ha venido después.
Sin embargo esto último es la verdad que confirma lo que ya tenían.
Di: ¿Por qué entonces matasteis a los profetas de Allah si erais creyentes?

(92)
Ya vino a vosotros Musa trayendo consigo las pruebas claras y a pesar de ello, en su ausencia, tomásteis el becerro y fuisteis injustos.

(93)
Y cuando pactamos con vosotros la Alianza, levantando el monte y poniéndolo sobre vuestras cabezas: ¡Tomad lo que os damos con fuerza y oíd!
Dijeron: Hemos oído y desobedecemos. Sus corazones se habían impregnado del becerro, por pura incredulidad.
Di: ¡Qué malo es lo que os manda vuestra creencia, si fuerais creyentes!

(94)
Di: Si es verdad que la morada de la Última Vida junto a Allah os pertenece en exclusiva sin incluir al resto de los hombres, desead entonces la muerte si sois sinceros.

(95)
Pero nunca la desearán por temor a lo que sus manos presentan.
Allah conoce perfectamente a los injustos.

(96)
Encontrarás que son los hombres con más apego a la vida, como les ocurre a algunos idólatras, que desearían vivir mil años. Pero aunque los vivieran, eso no les salvaría del castigo…
Allah ve lo que hacen.

(97)
Di: Quien sea enemigo de Yibril…
Ha sido él quien, con permiso de Allah, lo ha traído* hasta tu corazón, con la autorización de Allah, como una confirmación de lo que ya había y como guía y buena nueva para los creyentes.
*[El Corán]

(98)
Quien sea enemigo de Allah, de Sus ángeles, de Sus mensajeros y de Yibril y Mikail…
Allah es enemigo de los incrédulos.

(99)
Hemos hecho que te descendieran signos clarificadores que sólo los descarriados niegan

(100)
¿Es que cada vez que se comprometan con un pacto, habrá una parte de ellos que lo rompa?
Ciertamente, la mayoría de ellos no creen.

(101)
Y ahora que les ha llegado un mensajero de Allah confirmando lo que ya tenían, hay algunos de los que recibieron el Libro que se desentienden del libro de Allah, dándole la espalda como si no supieran.

(102)
Siguen lo que practicaron los demonios en el reinado de Sulayman. Pero no fue Sulayman quien cayó en incredulidad, sino que fueron los demonios al enseñar a los hombres la magia que le había sido revelada a los dos ángeles Harut y Marut en Babil*.
Estos no enseñaban a nadie sin antes advertirle: Somos una prueba, no caigas en la incredulidad.
Así aprendieron de ellos cómo separar al hombre de su esposa.* Pero no perjudicaron a nadie sin permiso de Allah.
Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba y ciertamente supieron que quien adquiriera ese conocimiento no tendría parte en la Última Vida. ¡Ojalá hubieran sabido cuán malo era el precio por el que vendieron sus almas!
*[Babilonia]
*[Transformando el amor en odio]

(103)
¡Ojalá hubieran creído, hubieran temido (a Allah) y hubieran sabido que lo que Allah da es mejor!

(104)
¡Vosotros que creéis! No digáis: «Raina»*, decid mejor: «Espéranos» y prestad atención.
Los que se niegan a creer, tendrán un doloroso castigo.
*[La expresión «raina» tenía doble sentido, pues mientras que en árabe era una llamada de atención equivalente a «atiéndenos», en hebreo era un insulto, y por esto, los judíos la usaban con doble sentido para llamar al Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz.]

(105)
La gente del Libro que ha caído en incredulidad y los asociadores, no desean que os baje ningún bien procedente de vuestro Señor, pero Allah distingue con Su misericordia a quien quiere.
Allah es Dueño del Gran Favor.
(106)
No hay signo que suprimamos o hagamos olvidar sin traer en su lugar algo similar o mejor.
¿Acaso no sabes que Allah es Poderoso sobre todas las cosas?

(107)
¿No sabes que a Allah Le pertenece el dominio de los cielos y de la tierra y que fuera de Él no tenéis quien os proteja ni os auxilie?

(108)
¿O es que queréis poner en cuestión a vuestro Mensajero como ya hicieron con Musa? Quien toma la incredulidad en lugar de la creencia, se ha extraviado del camino llano.

(109)
Muchos de la Gente del Libro desearían que renegarais después de haber creído y una vez que la verdad se les ha hecho patente, por la envidia que sienten sus almas.
No obstante perdonad y pasad por alto hasta que Allah traiga Su mandato; ciertamente Allah tiene poder sobre todas las cosas.

(110)
Estableced el salat y entregad el zakat; y todo el bien que adelantéis en beneficio de vuestras almas, lo encontraréis junto a Allah; es verdad que Allah ve lo que hacéis.

(111)
Dicen: Sólo entrará en el Jardín quien sea judío o cristiano.
Esas son sus falsas pretensiones.
Di: Si es verdad lo que decís, traed la prueba que lo demuestre.

(112)
¡Pero no! Sino que aquel que humille su rostro ante Allah y actúe rectamente, no tendrá que temer ni se entristecerá.

(113)
Dicen los judíos: Los cristianos no tienen fundamento.
Y dicen los cristianos: Los judíos no tienen fundamento.
Pero ambos leen el Libro. También los que no saben dicen algo similar*. Allah juzgará entre ellos el Día del Levantamiento sobre lo que discrepaban.
*[Acerca de Muhammad.]

(114)
¿Y quién es más injusto que aquel que impide que se recuerde el nombre de Allah en los lugares dedicados a Su adoración y se esfuerza por arruinarlos?
No deben entrar en ellos si no es en actitud de temor. Serán rebajados en esta vida, y en la Otra recibirán un castigo inmenso.

(115)
De Allah son el oriente y el occidente; donde quiera que os volváis, allí (encontraréis) la faz de Allah.
Es cierto que Allah lo abarca todo y no hay nada que escape a Su conocimiento.

(116)
Y dicen: Allah ha tomado para Sí un hijo. ¡Sea glorificado por encima de eso!
¡Si suyo es cuanto hay en los cielos y en la tierra y todos están sometidos a Él!

(117)
Aquel que dio principio a los cielos y a la tierra. Cuando decreta algo, le basta con decir: ¡Sé! Y es.

(118)
Y dicen los que no saben: ¿Por qué no nos habla Allah o nos trae una señal? Algo parecido dijeron sus predecesores; sus corazones se asemejan.
Hemos aclarado los signos para los que tienen certeza.

(119)
Es cierto que te hemos enviado con la verdad y como portador de buenas noticias y de advertencias; pero no preguntes* por los compañeros del Yahim.
*[En otra lectura sería: «y no serás preguntado por los compañeros del «Yahim», es decir no serás responsable.]

(120)
Los judíos y los cristianos no estarán satisfechos contigo hasta que no sigas sus creencias*
Di: La guía de Allah es la Guía. Si siguieras sus deseos después del conocimiento que te ha venido, no tendrías ante Allah quien te protegiera ni auxiliara.
*[En árabe «mil-lah». Este término abarca la idea que se tiene de la vida, del mundo, y de la felicidad, lo cual es el factor determinante en el modo de vivir y actuar. En otras ocasiones a lo largo del Corán ha sido traducido por «religión», en expresiones tales como: «la religión de Ibrahim».]

(121)
Aquéllos a quienes dimos el Libro y lo leen como debe ser leído, creen en él; pero los que lo niegan, esos son los perdidos.

(122)
¡Hijos de Israel! Recordad los beneficios con los que os favorecí y cómo os preferí por encima de todos los mundos.

(123)
Y guardaos de un día en el que a nadie le sirva nada de lo que haya hecho otro, ni se le acepte ningún precio, ni haya intercesión que valga, ni auxilio

(124)
Y cuando tu Señor puso a prueba a lbrahim con palabras que éste cumplió, le dijo: Voy a hacer de ti un dirigente y un ejemplo para los hombres.
Dijo: ¿ Y lo harás también con mis descendientes?
Dijo: Mi pacto no alcanza a los injustos.

(125)
Y cuando hicimos de la Casa* un centro de reunión y un lugar seguro para los hombres que adoptaron la estación de Ibrahim*. Habíamos pactado con Ibrahim e Ismail que mantuvieran pura Mi casa para los que cumplieran las vueltas en torno a ella, los que allí permanecieran y los que se inclinaran y postraran.
*[La Ka´ba.]
*[Como lugar de oración. La estación de lbrahim es el lugar desde el que se dirigió la edificación de la Kabaa.]

(126)
Y cuando dijo Ibrahim: ¡Señor mío! Haz de este territorio un lugar seguro y provee de frutos a aquéllos de sus habitantes que crean en Allah y en el Último Día.
Dijo: Y al que se niegue a creer, lo dejaré disfrutar un tiempo y luego lo llevaré a rastras al castigo del Fuego. ¡Qué mal fin!
(127)
Y cuando Ibrahim e Ismail erigieron los fundamentos de la Casa: ¡Señor, acéptanoslo! Tu eres Quien oye, Quien sabe.

(128)
¡Señor nuestro! Haz que estemos sometidos a Ti* y haz de nuestra descendencia una comunidad sometida a Ti.
Enséñanos a cumplir nuestros ritos de adoración y vuélvete a nosotros, realmente Tú eres Quien se vuelve en favor del siervo, el Compasivo.
*[Es decir, que seamos musulmanes.]

(129)
¡Señor nuestro! Envíales un mensajero que sea uno de ellos, para que les recite Tus aleyas (signos), les enseñe el Libro, la Sabiduría y los purifique. Es cierto que Tú eres el Poderoso, el Sabio.

(130)
¿Y quien, sino aquel que se rebaja a sí mismo, puede rechazar la religión de Ibrahim? Lo escogimos en esta vida, y en la Última, estará entre los justos.

(131)
Cuando su Señor le dijo: ¡Sométete! Dijo: Me someto al Señor de los mundos.

(132)
Y esto fue un legado que Ibrahim dejó a sus hijos.
Y lo mismo hizo Yaqub (cuando dijo): ¡Hijos míos ! Allah os ha elegido la práctica de Adoración, no muráis pues sin ser musulmanes*.
*[Lit. Sin estar sometidos.]

(133)
¿Acaso estabais allí, presentes, cuando le vino la muerte a Yaqub? Cuando dijo a sus hijos: ¿Qué adoraréis cuando yo ya no esté? Dijeron: Adoraremos a tu Dios y al Dios de tus padres: Ibrahim, Ismail e Ishaq, que es un Dios Único; y a Él estaremos sometidos.

(134)
Esa es una comunidad que ya pasó, tendrá lo que adquirió y vosotros tendréis lo que hayáis adquirido.
No se os pedirán cuentas por lo que ellos hicieron.

(135)
Y dicen: ¡Tenéis que ser judíos o cristianos! Di: Al contrario, (seguimos) la religión de Ibrahim que era hanif*, y no uno de los asociadores.
*[Hanif significa: Él que siente una inclinación natural hacia la forma de adoración verdadera rechazando toda sumisión a otro que no sea el Único Dios.]

(136)
Decir: Creemos en Allah, en lo que se nos ha hecho descender, en lo que se hizo descender a Ibrahim, Ismail, Ishaq, Yaqub y a las Tribus, en lo que le fue dado a Musa e Isa y en lo que le fue dado a los profetas procedente de su Señor.
No hacemos distinciones entre ninguno de ellos* y estamos sometidos a Él.
*[En cuanto a creer en unos sí y en otros no.]

(137)
Si creen en lo mismo que creéis vosotros, habrán seguido la guía, pero si se apartan de ello…(sabe) que están en contra. Allah te basta contra ellos, Él es Quien oye y Quien sabe.

(138)
El tinte de Allah. ¿Y quién es mejor que Allah tiñendo? Es a Él a Quien adoramos.

(139)
Di: ¿Acaso nos discutís a Allah, que es tanto vuestro Señor como el nuestro? Lo que hagamos será para nosotros y lo que hagáis será para vosotros.
Nosotros somos fieles a Él.

(140)
¿Dicen acaso que lbrahim, Ismail, Ishaq, Yaqub y las Tribus fueron judíos o cristianos?
Di: ¿Quién sabe más, vosotros o Allah?
¿Y quién es más injusto que quien oculta el testimonio que le viene de Allah? Allah no está inadvertido de lo que hacéis.

(141)
Esa es una comunidad que ya pasó, tiene lo que se ganó y vosotros tendréis lo que os ganéis.
Y no se os pedirán explicaciones de lo que hicieron.

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?