Hizb 23

Hizb 23
Traducción

Continúa el SURA 11. Sura de Hud………

(6)
No hay ninguna criatura en la tierra cuya provisión no recaiga sobre Allah y de la que Él no sepa su morada y su depósito. Todo está en un libro claro.

(7)
Él es Quien creó los cielos y la tierra en seis días, y Su trono estaba sobre el agua, para probar cuál de vosotros sería mejor en obras.
Y si les dices que serán devueltos a la vida después de la muerte, te dirán los que no creen: Esto es magia declarada.

(8)
Y si les retrasamos el castigo hasta un plazo determinado, seguro que dirán: ¿Qué es lo que lo impide?
¿Pero no es verdad que el día que les llegue no podrá ser apartado de ellos?
Se les vendrá encima aquello de lo que se burlaban.

(9)
Si le hacemos probar al hombre una misericordia procedente de Nosotros y luego se la quitamos, se queda desesperado y es ingrato.

(10)
Pero si le hacemos probar la dicha después de la desdicha que le tocó, seguro que dice: Los males se han ido de mí. Y está contento, jactancioso.

(11)
Pero no es así para los que tienen paciencia y llevan a cabo las acciones de bien.
Esos tienen perdón y una gran recompensa.

(12)
Pudiera ser que renunciaras a parte de lo que se te ha inspirado y que tu pecho se angustiara porque dicen: ¿Cómo es que no se ha hecho descender con él algún tesoro o ha venido con él un ángel? Tu no eres sino un advertidor y Allah es Guardián de todas las cosas.

(13)
O dicen: Lo ha inventado.
Di: Traed diez suras inventadas semejantes y llamad a quien podáis fuera de Allah si decís la verdad.

(14)
Pero si no os responden, sabed entonces que se ha hecho descender con el conocimiento de Allah y que no hay dios sino Él. ¿Estaréis sometidos?

(15)
Los que quieran la vida del mundo y su esplendor les pagaremos en ella por sus obras y no tendrán menoscabo en ella.

(16)
Esos son los que en la Otra Vida no tendrán sino el Fuego.
Allí, lo que hicieron será vano y sus obras serán inútiles.

(17)
¿Son acaso como aquel que se basa en una prueba clara procedente de su Señor que un testigo* le recita de Su parte?
Antes de él hubo el libro de Musa que era una dirección y misericordia. Estos creen en él; pero aquéllos de los coligados que no crean en él… El Fuego será su lugar de encuentro.
No tengas ninguna duda acerca de ello pues ciertamente es la verdad que procede de tu Señor.
Sin embargo la mayoría de los hombres no creen.
*[El ángel Yibril.]

(18)
¿Y quién es más injusto que quien inventa una mentira sobre Allah? Esos serán mostrados ante su Señor y dirán los testigos: Estos son los que mintieron sobre su Señor. ¿No es cierto que la maldición de Allah caerá sobre los injustos

(19)
que desvían del camino de Allah deseándolo tortuoso y no creen en la Última Vida?
(20)
Esos no tendrán escape en la tierra ni tendrán fuera de Allah protectores. Les será doblado el castigo. Ellos no pudieron oír ni ver.

(21)
Esos son los que se perdieron a sí mismos y se les extravió lo que habían inventado.

(22)
No hay duda de que Ellos en la Última Vida serán los que más pierdan.

(23)
Es cierto que los que creen, llevan a cabo las acciones de bien y se humillan ante su Señor, ésos serán los compañeros del Jardín; allí serán inmortales.

(24)
El parecido de ambos grupos es el que tienen un ciego y un sordo con uno que ve y uno que oye. ¿Son iguales en comparación? ¿Es que no vais a recapacitar?

(25)
Enviamos a Nuh a su gente: «Es verdad que yo soy para vosotros un claro advertidor».

(26)
Adorad sólo a Allah pues temo para vosotros el castigo de un día doloroso.

(27)
Y dijeron los magnates, aquellos de su gente que no creían: No vemos en ti sino a un ser humano como nosotros y vemos que sólo te siguen los más bajos de nosotros, sin ninguna reflexión; y tampoco vemos que tengáis ningún mérito sobre nosotros, sino que por el contrario os tenemos por mentirosos.

(28)
Dijo: ¡Gente mía! Decidme: Si estoy basado en una prueba clara de mi Señor y Él me ha concedido una misericordia de junto a Sí que a vosotros se os ha ocultado. ¿Es que vamos a obligaros a aceptarla si os produce aversión?

(29)
¡Gente mía! No os pido a cambio ninguna riqueza pues mi recompensa sólo incumbe a Allah y no pienso despreciar a los que creen porque ellos encontrarán a su Señor; sin embargo os veo gente ignorante.

(30)
¡Gente mía! ¿Quién me defendería de Allah si los desprecio? ¿Es que no vais a recapacitar?

(31)
Y no os digo que poseo los tesoros de Allah ni que conozco El No-Visto, ni digo que sea un ángel ni les voy a decir a aquéllos que vuestros ojos desprecian, que Allah no les va a dar ningún bien, pues Allah sabe mejor lo que hay en sus almas, y en ese caso yo sería de los injustos.

(32)
Dijeron: ¡Nuh! Nos has refutado y has aumentado la disputa entre nosotros; haz que venga a nosotros la amenaza que aseguras, si eres de los que dicen la verdad.

(33)
Dijo: Allah hará que os llegue si Él quiere y no podréis impedirlo.

(34)
Si Allah quiere desviaros, mi consejo, aunque quiera aconsejaros, no os servirá de nada.
Él es vuestro Señor y a Él habéis de regresar.

(35)
O dicen: Lo ha inventado. Di: Si lo he inventado, sobre mí recaerá el mal que haya hecho, pero soy inocente del mal que vosotros hagáis.

(36)
Y le fue inspirado a Nuh que excepto los que habían creído, nadie más de su gente creería.
¡No te entristezcas por lo que hacen!

(37)
¡Construye la nave bajo Nuestros ojos e inspiración y no me hables de los que han sido injustos pues realmente ellos van a ser ahogados!

(38)
Y mientras construía la nave, cada vez que pasaban por delante algunos de los principales de su gente, se burlaban de él.
Dijo: Si os burláis de nosotros, ya nos burlaremos nosotros de vosotros como os burláis ahora.

(39)
Y ya sabréis a quién va a llegarle un castigo que le humillará y sobre quién se desatará un castigo permanente.

(40)
Así hasta que llegó Nuestro mandato y el horno* rebosó, dijimos: Sube en ella una pareja de cada especie y a tu familia, exceptuando aquel contra el que ya haya precedido la palabra, y a los que crean; pero sólo eran unos pocos los que con él creían.
*[Según los comentaristas se refiere a la superficie de la tierra que los árabes llamaban a veces «el horno de la tierra», o también puede referirse al horno de Nuh cuyo desbordamiento sería una señal que indicaría el momento de embarcar en la nave; además de otras posibles interpretaciones.]

(41)
Y dijo: ¡Embarcad en ella! Y que sean en el nombre de Allah su rumbo y su llegada. Es cierto que mi Señor es Perdonador y Compasivo.

(42)
Y navegaba con ellos entre olas como montañas. Entonces Nuh llamó a su hijo que estaba aparte. ¡Hijo mío! Sube con nosotros y no estés con los incrédulos.

(43)
Dijo: Me refugiaré en una montaña que me librará del agua.
Dijo: Hoy no habrá nada que libre del mandato de Allah excepto para aquel del que tenga misericordia. Y las olas se interpusieron entre ambos quedando entre los ahogados.

(44)
Y se dijo: ¡Tierra, absorbe tu agua! ¡Cielo, detente!
Y el agua decreció, el mandato se cumplió y (la nave) se posó sobre el Yudi*. Y se dijo: ¡Fuera la gente injusta!
*[Monte cercano a la ciudad de Mosul en Iraq.]

(45)
Y Nuh llamó a su Señor y dijo: ¡Señor mío! Mi hijo es parte de mi familia, Tu promesa es verdadera y Tú eres el más justo de los jueces.

(46)
Dijo: ¡Nuh! Él no es de tu familia y sus obras no son rectas; no me preguntes por aquello de lo que no tienes conocimiento.
Te advierto para que no estés entre los ignorantes.

(47)
Dijo: ¡Señor mío!, verdaderamente me refugio en Ti de preguntarte aquello de lo que no tengo conocimiento, y si no me perdonas y tienes misericordia de mí estaré entre los perdidos.

(48)
Se dijo: ¡Nuh!, desembarca a salvo con una seguridad procedente de Nosotros y con bendiciones sobre ti y sobre las comunidades de los que están contigo y las comunidades a las que dejaremos disfrutar; y luego les alcanzará de Nuestra parte un castigo doloroso.

(49)
Esto forma parte de las noticias del No-Visto que te inspiramos; antes de esto ni tú ni tu gente las conocíais.
Así pues, ten paciencia porque el buen fin es para los que se guardan.

(50)
Y a los Ad, su hermano Hud que dijo: ¡Gente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que Él; y si no, es que sois mentirosos.

(51)
¡Gente mía! No os pido ningún pago a cambio, mi recompensa sólo incumbe a Aquel que me creó. ¿Es que no vais a razonar?

(52)
¡Gente mía! Pedid perdón a vuestro Señor y dirigíos a Él; enviará el cielo sobre vosotros con abundantes lluvias y añadirá fuerza a vuestra fuerza. No os apartéis como los que hacen el mal.

(53)
Dijeron: ¡Hud! No nos has traído ninguna prueba clara y no vamos a abandonar a nuestros dioses por lo que tú digas, ni te creemos.

(54)
Lo que decimos es que alguno de nuestros dioses te ha trastornado.
Dijo: Pongo a Allah como testigo y sedlo vosotros, de que soy inocente de lo que asociáis aparte de Él;

(55)
así pues tramad contra mí todos sin más espera.

(56)
Verdaderamente yo me apoyo en Allah, mi Señor y el vuestro.
No hay ninguna criatura* que el no tenga asida del mechón de su frente*; es cierto que mi Señor actúa según un camino recto.
*[La expresión árabe «dabbah» implica todo animal que se mueve por la tierra.]
*[Es decir, no hay criatura cuyo destino no esté en Sus manos.]

(57)
Y si os apartáis… Yo os he transmitido aquello con lo que fui enviado a vosotros. Mi Señor os sustituirá por otra gente y no Le perjudicaréis en nada.
Es verdad que mi Señor es Protector de todas las cosas.

(58)
Cuando Nuestra orden llegó, salvamos a Hud y a quienes junto a él habían creído gracias a una misericordia que vino de Nosotros y los libramos de un severo castigo.

(59)
Esos son los Ad; negaron los signos de su Señor y desobedecieron a sus mensajeros siguiendo el mandato de todo soberbio y contumaz.

(60)
En este mundo les siguió una maldición y así será en el Día del Levantamiento. ¿Acaso no renegaron los Ad de su Señor?
¡Fuera con los Ad, la gente de Hud!

(61)
Y a los Zamud, su hermano Salih, que dijo: ¡Gente mía! Adorad a Allah, no tenéis otro dios que Él; os creó a partir de la tierra e hizo que vivierais en ella. Pedidle pues perdón y volveos a Él, es cierto que mi Señor está Cercano y responde.

(62)
Dijeron: ¡Salih! Antes de esto eras una esperanza entre nosotros. ¿Vas a prohibirnos que adoremos lo que adoraban nuestros padres?
Realmente eso a lo que nos llamas nos resulta muy sospechoso.

(63)
Dijo: ¡Gente mía! Decidme: Si me atengo a una prueba clara que mi Señor me ha dado y he recibido una gracia Suya.
¿Quién iba a defenderme de Allah si desobedezco?
No me aportáis sino perdición.

(64)
¡Gente mía! Aquí tenéis a la camella de Allah que es un signo para vosotros; dejadla que coma en la tierra de Allah y no le hagáis ningún daño para que no os sorprenda un castigo próximo.

(65)
Pero la desjarretaron. Dijo: Disfrutad en vuestro hogar durante tres días; esta es una promesa sin engaño.

(66)
Y cuando Nuestro mandato llegó, salvamos a Salih y a los que junto a él creían gracias a una misericordia de Nuestra parte, librándolos de la humillación de aquel día.
Es cierto que tu Señor es el Fuerte, el Irresistible.

(67)
El grito sorprendió a los injustos y amanecieron en sus casas caídos de bruces.

(68)
Como si nunca hubieran vivido en ellas. ¿Acaso los Zamud no renegaron de su Señor? ¡Fuera con los Zamud!

(69)
Y fueron Nuestros mensajeros a Ibrahim a llevarle las buenas noticias y dijeron: Paz, contestó: Paz; y no tardó en venir con un becerro asado.

(70)
Pero al ver que no tendían sus manos hacia él, le pareció extraño y sintió miedo de ellos. Dijeron: No temas, hemos sido enviados a la gente de Lut.

(71)
Y su mujer, que estaba de pie, se rió y le anunciamos a Ishaq y después de Ishaq a Yaqub.

(72)
Dijo: ¡Ay de mí! ¿Cómo voy a parir si soy vieja y éste mi marido es un anciano? ¡Realmente esto es algo asombroso!

(73)
Dijeron: ¿Te asombras del mandato de Allah? ¡Que la misericordia de Allah y Su bendición sean con vosotros, gente de la casa!
Cierto que Él es Digno de alabanza, Glorioso.

(74)
Y cuando el miedo se fue de Ibrahim y le hubo llegado la buena noticia, Nos habló a favor de la gente de Lut.

(75)
Es cierto que era indulgente, movido a la compasión y siempre se volvía (a Allah).

(76)
¡Ibrahim! Apártate de esto. El Mandato de tu Señor ha venido y ciertamente les alcanzará un castigo irrevocable.

(77)
Y cuando Nuestros mensajeros llegaron a Lut, éste se apenó por su causa, su pecho se estrechó y dijo: Este es un día crítico.

(78)
Su gente, que antes había estado cometiendo maldades, acudió a él apresuradamente; dijo: ¡Gente mía! Aquí tenéis a mis hijas, ellas son más puras para vosotros*, así pues temed a Allah y no me causéis tristeza con mis huéspedes.
¿Es que no hay entre vosotros ni un sólo hombre rectamente guiado?
*[Es decir, aquí tenéis a mis hijas para casaros con ellas, en vez de ir a los hombres. Según algunos comentaristas los profetas se consideraban padres de su pueblo y en este sentido podría referirse a las mujeres de su pueblo en general.]

(79)
Dijeron: Ya sabes que no tenemos ninguna necesidad de tus hijas y sabes lo que realmente queremos.

(80)
Dijo: Ojalá tuviera fuerza contra vosotros o un fuerte apoyo al que recurrir.

(81)
Dijeron: ¡Lut! Somos mensajeros de tu Señor y no podrán acceder a ti. Sal con tu familia en el seno de la noche y que ninguno de vosotros se vuelva a mirar; sólo lo hará tu mujer, pues a ella le va a suceder lo que a ellos; y su cita es el alba. ¿Acaso no está el alba cercana?

(82)
Cuando llegó Nuestro mandato pusimos lo de arriba abajo e hicimos llover sobre ellos piedras de arcilla una sobre otra,

(83)
asignadas junto a tu Señor. Y no están lejos de los injustos.

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?