Hizb 37

Hizb 37
Traducción

Continúa el SURA 25. SURA DEL DISCERNIMIENTO………

(21)
Y dicen quienes no esperan encontrarse con Nosotros: ¿Por qué no se han hecho descender ángeles o no vemos a nuestro Señor? Se han considerado demasiado grandes a sí mismos y se han llenado de una gran insolencia.

(22)
El día que vean a los ángeles, ese día, no habrá buenas noticias para los malhechores. Y éstos les dirán: Hay una barrera infranqueable.

(23)
Iremos a las acciones que hayan hecho y las convertiremos en polvo disperso.

(24)
Ese día, los compañeros del Jardín tendrán un lugar de permanencia mejor y un reposo más apacible.

(25)
Y el día en que el cielo se raje con las nubes y se hagan descender los ángeles sucesivamente.

(26)
Ese día la verdadera soberanía será del Misericordioso; y será un día difícil para los incrédulos.

(27)
Será el día en que el injusto se morderá las manos y dirá: ¡Ojalá y hubiera tomado un camino junto al mensajero!

(28)
¡Ay de mí! Ojalá y no hubiera tomado a fulano por amigo!

(29)
Me extravió del recuerdo después de haberme venido.
El Shaytán es para el hombre una decepción.

(30)
Y dirá el mensajero: ¡Señor mío! Mi gente se desentendió de esta Recitación.

(31)
Del mismo modo le pusimos a cada mensajero un enemigo de entre los que hacían el mal. Pero tu Señor es Suficiente como Guía y Protector.

(32)
Dicen los que se niegan a creer: ¿Por qué no le ha descendido el Corán de una sola vez?
Es así para dar firmeza con ello a tu corazón, lo hemos ido dilucidando fragmento a fragmento.

(33)
Y no hay ejemplo con el que te puedan venir que no te traigamos la verdad y una explicación mejor.

(34)
Aquellos que sean arrastrados a Yahannam de cara, ésos tendrán el peor lugar y el camino más extraviado.

(35)
Es verdad que le dimos a Musa el Libro y le asignamos a su hermano Harún como asistente.

(36)
Y dijimos: ¡Id a la gente que niega la verdad de Nuestros signos! Los aniquilamos a todos.

(37)
Y la gente de Nuh cuando tomaron por mentirosos a los mensajeros; los anegamos e hicimos de ellos un signo para los hombres.
Hemos preparado para los injustos un castigo doloroso.

(38)
Y los Ad y los Zamud y los dueños del pozo y muchas generaciones intermedias.

(39)
Todos fueron llamados con ejemplos y a todos los aniquilamos por entero.

(40)
Ellos pasaban junto a la ciudad* sobre la que se hizo caer la lluvia del mal. ¿Acaso no repararon en ella?
Pero ellos no esperaban ser devueltos a la vida.
*[Se refiere a la ciudad de Sodoma.]

(41)
Cuando te ven no te toman sino a burla: ¿Es éste el que Allah ha enviado de mensajero?

(42)
A punto ha estado de desviarnos de nuestros dioses de no haber sido porque nos hemos mantenido fieles a ellos.
Ya sabrán cuando vean el castigo quién estaba en un camino más extraviado.

(43)
¿Qué opinión te merece quien hace de su deseo su dios?
¿Vas a ser tú su guardián?

(44)
¿O acaso cuentas con que la mayoría de ellos va a escuchar o a entender cuando no son sino como animales de rebaño o aún más extraviados del camino?

(45)
¿Es que no ves como tu Señor extiende la sombra y que si hubiera querido la habría hecho inmóvil? Y hemos hecho que el sol la muestre.

(46)
Para luego recogerla hacia Nos suavemente.

(47)
Él es Quien ha hecho de la noche un vestido para vosotros y del sueño un descanso. Y ha hecho el día como dispersión.

(48)
Él es Quien envía los vientos como preludio de Su misericordia. Y hacemos descender del cielo un agua pura (y purificante).

(49)
Para vivificar con ella a una tierra muerta y dar de beber a los animales de rebaño y a muchos seres humanos de los que hemos creado.

(50)
Lo* hemos dilucidado entre ellos para que pudieran recapacitar; sin embargo la mayoría de los hombres se niegan a todo, menos a ser desagradecidos.
*[El pronombre se refiere al Corán, aunque hay comentaristas que entienden que se refiere al agua, -en árabe de género masculino- mencionada en la aleya anterior; con lo cual cambia por completo el sentido de la aleya y habría que traducir: «La repartimos entre ellos para que recapaciten…».]

(51)
Si hubiéramos querido, habríamos hecho surgir un advertidor en cada ciudad.

(52)
Así pues, no obedezcas a los incrédulos y combátelos con él* en una lucha sin cuartel.
*[Con el Corán.]

(53)
Él es Quien ha hecho confluir los dos mares, uno dulce y agradable y otro salado y salobre. Entre ambos puso un espacio intermedio y una barrera infranqueable.

(54)
Y Él es Quién creó un ser humano a partir del agua y le dio linaje y parentesco por matrimonio. Tu Señor es Poderoso.

(55)
Sin embargo adoran fuera de Allah lo que ni les beneficia ni les perjudica. El incrédulo es una ayuda contra su Señor.

(56)
No te hemos enviado sino como anunciador de buenas noticias y advertidor.

(57)
Di: No os pido ningún pago por ello, excepto que alguno quiera tomar un camino hacia su Señor.

(58)
Y confíate al Viviente, el que no muere, y glorifícalo con Su alabanza. Él se basta como Conocedor al detalle de las faltas de Sus siervos.

(59)
Él es Quien creó los cielos, la tierra y lo que hay entre ellos en seis días y luego se asentó en el Trono. El Misericordioso, pregunta por Él a quien tenga conocimiento.

(60)
Y cuando se les dice: postraos ante el Misericordioso, dicen:
¿Y quién es el Misericordioso?
¿Es que vamos a postrarnos ante quien nos mandéis? Y se alejan aún más.

(61)
¡Bendito sea Aquel que puso en el cielo constelaciones y puso una lámpara y una luna luminosa!

(62)
Él es Quien hizo sucederse a la noche y el día para quien quisiera recapacitar o agradecer.

(63)
Los siervos del Misericordioso son aquéllos que caminan por la tierra humildemente y que cuando los ignorantes les dirigen la palabra, dicen: Paz.

(64)
Y los que pasan la noche postrados y en pie, por su Señor.

(65)
Y los que dicen: ¡Señor nuestro! Aparta de nosotros el castigo de Yahannam; realmente su castigo es un tormento permanente.

(66)
Y es un mal hospedaje y una mala residencia.

(67)
Y aquéllos que cuando gastan ni derrochan ni son avaros, sino un término medio entre ambas cosas.

(68)
Y los que no invocan junto a Allah a ningún otro dios ni matan a nadie que Allah haya hecho inviolable a menos que sea con derecho; ni fornican, pues quien lo haga, encontrará la consecuencia de su falta.

(69)
El Día del Levantamiento le será doblado el castigo y en él será inmortal, envilecido.

(70)
Excepto quien se vuelva atrás, crea y obre rectamente, a ésos Allah les sustituirá sus malas acciones por buenas. Allah es Perdonador y Compasivo.

(71)
Y quien se vuelva atrás y actúe rectamente, se habrá vuelto verdaderamente a Allah.

(72)
Los que no prestan atención a la mentira y cuando pasan junto a la frivolidad lo hacen con nobleza.

(73)
Y aquéllos que cuando se les mencionan los signos de su Señor no pretenden que ni los oyen ni los ven.

(74)
Y los que dicen: ¡Señor nuestro! Concédenos en nuestras esposas descendencia y frescura de ojos y haznos un modelo para los que tienen temor (de Allah).

(75)
Esos tendrán como recompensa la Estancia más alta porque fueron pacientes. Y serán recibidos con saludo y paz.

(76)
Allí serán inmortales. ¡Qué hermosa morada y lugar de permanencia!

(77)
Di: ¿Qué atención os iba a prestar Mi Señor de no ser por vuestra súplica?
Pero habéis negado la verdad y (el castigo) será inseparable (de vosotros).

26. SURA DE LOS POETAS
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Ta, Sin, Mim.

(2)
Estos son los signos del Libro explícito.

(3)
Tal vez te esté matando el hecho de que no sean creyentes.

(4)
Si quisiéramos, haríamos descender sobre ellos un signo del cielo y sus cuellos se quedarían ante él humillados.

(5)
No les viene ningún nuevo recuerdo del Misericordioso del que no se aparten.

(6)
Han negado la verdad, pero ya les llegarán las noticias de aquello de que se burlaban.

(7)
¿Es que no ven la tierra y cuántas nobles especies hemos hecho crecer en ella?

(8)
Es cierto que en eso hay un signo, pero la mayoría de ellos no son creyentes.

(9)
Y realmente tu Señor es el Irresistible, el Compasivo.

(10)
Cuando tu Señor llamó a Musa: ¡Ve a donde la gente injusta!

(11)
La gente de Firaún. ¿Es que no van a ser temerosos?

(12)
Dijo: Señor, temo que me tachen de mentiroso

(13)
y mi pecho se estreche y mi lengua no se suelte, envía conmigo a Harún.

(14)
Ellos me reclaman un delito y temo que me maten.

(15)
Dijo: En absoluto. Id ambos con Nuestros signos, que estaremos junto a vosotros escuchando.

(16)
Presentaos ante Firaún y decidle: Somos portadores de un mensaje del Señor de los mundos

(17)
para que dejes ir con nosotros a los hijos de Israel.

(18)
Dijo: ¿Acaso no te criamos con nosotros cuando eras niño y permaneciste entre nosotros años de tu vida

(19)
e hiciste lo que hiciste convirtiendote en un renegado?

(20)
Dijo: Cuando lo hice estaba entre los extraviados.

(21)
Y al sentir miedo huí de vosotros, entonces mi Señor me concedió juicio y me hizo uno de los enviados.

(22)
Y éste es el favor que tu me hiciste: esclavizar a los hijos de Israel.

(23)
Dijo Firaún: ¿Y quién es el Señor de los mundos?

(24)
Dijo: El Señor de los cielos y de la tierra y de lo que hay entre ambos, si tuvierais certeza.

(25)
Dijo a quienes estaban a su alrededor: ¿Habéis oído?

(26)
Dijo: Es vuestro Señor y el Señor de vuestros primeros padres.

(27)
Dijo: Verdaderamente vuestro mensajero, el que os ha sido enviado, es un poseso.

(28)
Dijo: El Señor del oriente y del occidente y de lo que hay entre ambos, si comprendierais.

(29)
Dijo: Si tomas otro dios que yo, te dejaré entre los prisioneros.

(30)
Dijo: ¿Incluso si te traigo algo evidente?

(31)
Dijo: Tráelo, si eres de los que dicen la verdad.

(32)
Y arrojó su vara, y entonces fue una serpiente evidente.

(33)
Sacó su mano y fue blanca* para los que lo presenciaban.
*[Ver nota de la aleya 107 de la sura 7.]

(34)
Le dijo al consejo de nobles que estaba a su alrededor: Realmente es un mago experto

(35)
que quiere haceros salir de vuestra tierra con su magia, ¿qué deliberáis?

(36)
Dijeron: Dales un plazo a él y a su hermano y manda reclutadores a las ciudades

(37)
que te traigan a todo mago experto.

(38)
Y se reunieron los magos en el lugar de la cita, el día fijado.

(39)
Se dijo a la gente: ¿Os reuniréis?

(40)
Tal vez sigamos a los magos si son los vencedores.

(41)
Y cuando los magos se presentaron, le dijeron a Firaún: ¿Tendremos alguna recompensa si somos los vencedores?

(42)
Dijo: Sí; si es así estaréis entre los próximos (a mí).

(43)
Les dijo Musa: Arrojad lo que arrojáis.

(44)
Y arrojaron sus cuerdas y varas diciendo: ¡Por el poder de Firaún, seremos los vencedores!

(45)
Y arrojó Musa su bastón y se tragó la mentira que habían creado.

(46)
Entonces cayeron los magos postrados.

(47)
Dijeron: Creemos en el Señor de los mundos,

(48)
el Señor de Musa y de Harún.

(49)
Dijo: ¿Creéis en él sin mi permiso? Él es, en verdad, vuestro cabecilla, el que os ha enseñado la magia, pero vais a saber: Os cortaré la mano y el pie contrarios y os crucificaré a todos.

(50)
Dijeron: No hay mal, pues verdaderamente hemos de volver a nuestro Señor.

(51)
Realmente esperamos con anhelo que nuestro Señor nos perdone las faltas por haber sido los primeros creyentes.

(52)
E inspiramos a Musa: Sal de noche con Mis siervos pues seréis perseguidos.

(53)
Y envió Firaún reclutadores a las ciudades:

(54)
Estos no son mas que pequeño número,

(55)
y ciertamente nos han enfurecido.

(56)
Somos una sociedad que está en guardia.

(57)
Así los sacamos de jardines y manantiales.

(58)
Y de tesoros y de una noble posición.

(59)
Así fue. Y se lo dimos en herencia a los hijos de Israel.

(60)
Y los persiguieron al salir el sol.

(61)
Cuando ambos grupos se divisaron, dijeron los compañeros de Musa: Hemos sido alcanzados.

(62)
Dijo: No, mi Señor está conmigo y Él me guiará.

(63)
E inspiramos a Musa: Golpea con tu vara en el mar.
Y se abrió, y cada lado era como una enorme montaña.

(64)
Y atrajimos allí a los otros.

(65)
Salvamos a Musa y a todos los que estaban con él;

(66)
luego ahogamos a todos los demás.

(67)
Verdaderamente en eso hay un signo. La mayoría de ellos no eran creyentes.

(68)
Y es cierto que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo.

(69)
Cuéntales la historia de Ibrahim,

(70)
cuando le dijo a su padre y a su gente: ¿Qué es lo que adoráis?

(71)
Dijeron: Adoramos ídolos a cuyo culto estamos dedicados.

(72)
Dijo: ¿Acaso os escuchan cuando los invocáis?

(73)
¿U os benefician u os perjudican?

(74)
Dijeron: Sin embargo encontramos a nuestros padres que así hacían.

(75)
Dijo: ¿Habéis visto lo que adoráis

(76)
vosotros y vuestros padres antiguos?

(77)
Ellos son mis enemigos, al contrario del Señor de los mundos.

(78)
Que me creó y me guía.

(79)
Que me alimenta y me da de beber

(80)
y que, cuando estoy enfermo, me cura.

(81)
Y el que me hará morir y luego me devolverá a la vida.

(82)
Y de Quien espero con anhelo que me perdone las faltas el Día de la Rendición de cuentas.

(83)
¡Señor mío! Dame juicio y tenme entre los justos.

(84)
Concédeme que los que vengan después hablen de mí con verdad.

(85)
Hazme de los herederos del Jardín de la Delicia,

(86)
y perdona a mi padre, él ha sido de los extraviados.

(87)
Y no me entristezcas el día en que sean devueltos a la vida.

(88)
El día en que ni la riqueza ni los hijos servirán de nada.

(89)
Sólo quien venga a Allah con un corazón limpio*.
*[En árabe «salím», que significa sin corrupción ni enfermedad a salvo.]

(90)
El Jardín será acercado a los temerosos.

(91)
Y el Yahim se mostrará a los extraviados.

(92)
Y se les dirá: ¿Dónde está lo que adorabais

(93)
fuera de Allah? ¿Pueden ayudaros o ayudarse a sí mismos?

(94)
Entonces serán arrojados en él unos encima de otros, ellos y los que se extraviaron.

(95)
Y los ejércitos de Iblis, todos juntos.

(96)
Y dirán, discutiendo en él:

(97)
¡Por Allah que estábamos en un claro extravío!

(98)
Cuando Le atribuíamos iguales al Señor de los mundos.

(99)
No nos extraviaron sino los malhechores.

(100)
Y no tenemos a nadie que interceda por nosotros;

(101)
ni ningún amigo ferviente.

(102)
Ojalá y tuviéramos una oportunidad más para poder ser creyentes.

(103)
Es verdad que en eso hay un signo, pero la mayoría de los hombres no son creyentes.

(104)
Y es cierto que tu Señor es el Irresistible, el Compasivo.

(105)
La gente de Nuh negó a los enviados,

(106)
cuando su hermano Nuh les dijo: ¿No vais a tener temor?

(107)
Yo soy para vosotros un mensajero fiel.

(108)
Así pues temed a Allah y obedecedme.

(109)
No os pido ningún pago por ello; mi recompensa sólo incumbe al Señor de los mundos.

(110)
Así pues, temed a Allah y obedecedme.

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?