Hizb 43

Hizb 43
Traducción

Continúa el SURA 33. SURA DE LOS COLIGADOS………

(31)
La que de vosotras sea obediente a Allah y a Su mensajero y actúe con rectitud, le daremos su recompensa dos veces y le prepararemos una generosa provisión.

(32)
¡Mujeres del Profeta! No sois como cualquier otra mujer; si tenéis temor (de Allah).
Así pues no seáis suaves al hablar de manera que aquel en cuyo corazón hay una enfermedad pueda sentir deseo; hablad con palabras adecuadas.

(33)
Y permaneced en vuestras casas, no os adornéis con los adornos del tiempo de la ignorancia, estableced el salat y entregad el zakat y obedeced a Allah y a Su mensajero.
Allah sólo quiere que se mantenga alejado de vosotros* lo impuro, ¡Oh gente de la casa!, y purificaros totalmente.
*[Está en masculino porque incluye, además de las esposas del Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, y él mismo, a su hija Fátima, su yerno Ali, y sus nietos Hassan y Hussein.]

(34)
Y recordad los signos de Allah y la Sabiduría que se mencionan en vuestras casas; es verdad que Allah es Sutil y está perfectamente informado.

(35)
Es verdad que a los musulmanes y a las musulmanas, a los creyentes y a las creyentes, a los obedientes y a las obedientes, a los veraces y a las veraces, a los pacientes y a las pacientes, a los humildes y a las humildes, a los que dan con sinceridad y a las que dan con sinceridad, a los que ayunan y a las que ayunan, a los que guardan sus partes íntimas y a las que las guardan y a los que recuerdan mucho a Allah y a las que recuerdan; Allah les ha preparado un perdón y una enorme recompensa.

(36)
No corresponde a ningún creyente ni a ninguna creyente elegir cuando Allah y Su mensajero han decidido algún asunto.
Quien desobedezca a Allah y a Su mensajero, se habrá extraviado en un extravío indudable.

(37)
Y cuando le dijiste a aquel a quien Allah había favorecido y al que tú también habías favorecido: quédate con tu esposa y teme a Allah, mientras escondías en tu alma, por temor a los hombres, lo que Allah mostraría después, cuando Allah es más digno de ser temido.
De manera que cuando Zayd hubo terminado con lo que le unía a ella, te la dimos como esposa para que los creyentes no tuvieran ningún impedimento en poder casarse con las mujeres de sus hijos adoptivos, siempre que éstos hubieran terminado lo que les unía a ellas.
La orden de Allah es un hecho.*
*[Esta aleya se refiere al matrimonio del Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, con Zaynab bint Yahsh, que había sido esposa de su hijo adoptivo Zayd b. Harizah. Zayd quería divorciar a su esposa y el Profeta deseó casarse con ella, pero temiendo lo que pudieran decir los calumniadores por casarse con la mujer de su hijo adoptivo, le impidió a Zayd divorciarla, renunciando a ello. Entonces Allah hizo descender estas aleyas.]

(38)
No hay ninguna falta sobre el Profeta en lo que Allah ha hecho preceptivo para él, así ha sido la práctica constante de Allah con los que ya pasaron.
El mandato de Allah es un decreto fijado.

(39)
Los que transmiten los mensajes de Allah y Le temen, sin temer a nadie excepto a Allah.
Y Allah basta para llevar la cuenta.

(40)
Muhammad no es el padre de ninguno de vuestros hombres, sino que es el Mensajero de Allah y el sello de los profetas.
Y Allah es Conocedor de todas las cosas.

(41)
¡Vosotros que creéis! Recordad a Allah invocándolo mucho.

(42)
Y glorificadlo mañana y tarde.

(43)
Él es Quien os bendice, así como Sus ángeles (piden por vosotros) para sacaros de las tinieblas a la luz. Y con los creyentes es Compasivo.

(44)
El día en que se encuentren con Él, el saludo que recibirán será: Paz. Y les habrá preparado una generosa recompensa.

(45)
¡Oh Profeta! Es verdad que te hemos enviado como testigo, anunciador de buenas nuevas y advertidor.

(46)
Y para llamar a Allah con Su permiso y como una lámpara luminosa.

(47)
Y anuncia a los creyentes la buena noticia de que tendrán procedente de Allah abundante favor.

(48)
Y no obedezcas a los incrédulos ni a los hipócritas ni hagas caso de sus ofensas* y abandónate en Allah; Allah basta como Protector.
*[Su contenido como juicio legal está abrogado por la aleya de la espada, la 5 de la sura 9. Además la expresión árabe puede entenderse también como: «Abandona el causarles ningún daño», lo cual también estaría abrogado.]

(49)
¡Vosotros que creéis! Cuando desposéis a las creyentes y luego las divorciéis antes de haberlas tocado, no tenéis que contar ningún periodo de espera.
Dadles algo de provecho y dejadlas ir con delicadeza.

(50)
¡Profeta! Te hacemos lícitas tus esposas, a las que diste sus correspondientes dotes, y las que tu diestra posea entre las que Allah te haya dado como botín; y las hijas de tus tíos maternos y las de tus tías maternas que hayan emigrado contigo, y cualquier mujer creyente que se ofrezca al Profeta, si el Profeta quiere tomarla en matrimonio.
Esto es exclusivo para ti, no para los creyentes.
Sabemos lo que les hemos hecho preceptivo a ellos en lo referente a sus esposas y las que sus diestras poseen.
Para que no haya falta sobre ti. Y Allah es Perdonador, Compasivo.

(51)
Deja postergada a la que quieras de ellas y une a ti a la que quieras. Y si deseas alguna que hayas mantenido alejada no hay mal en ello para ti. Esto es más conveniente para que sus ojos se refresquen (se consuelen) y no se entristezcan y estén satisfechas con lo que les des.
Allah conoce lo que hay en vuestros corazones. Allah es Conocedor, Indulgente.*
*[Esta aleya ha sido tradicionalmente entendida en dos sentidos por los comentaristas; según el primero haría referencia a la no obligación, exclusiva para el Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, de repartir su atención por igual entre sus esposas; si bien él fue el modelo en ello. Y según el segundo, se referiría a tomar o a dejar las mujeres que se ofrecieran a él o a divorciar o a conservar las que tenía.]

(52)
Más allá de esto no son lícitas para ti las mujeres*, ni que dejes a una de tus esposas para sustituirla por otra, aunque te admire su belleza, a excepción de las que posea tu diestra.
Allah está Atento a todas las cosas.
*[Según lbn Yuzay y de acuerdo con Ibn Abbas, esta aleya implica la limitación del número de esposas del Profeta a las que tenía en ese momento, es decir nueve; equivaliendo a las cuatro permitidas para su comunidad. Según esto, sería una aleya que abrogaría la n.°50 de esta misma sura.]

(53)
¡Vosotros que creéis! No entréis en las habitaciones del Profeta a menos que os dé permiso y os invite a comer, pero no estéis esperando la ocasión.
No obstante si sois invitados entrad, y una vez hayáis comido retiraos y no os quedéis hablando con familiaridad; realmente esto importuna al Profeta, pero le da vergüenza decíroslo.
Sin embargo Allah no se avergüenza de la verdad.
Y cuando les pidáis a ellas algún menester hacedlo desde detrás de una cortina, esto es más puro para vuestros corazones y para los suyos. No es propio de vosotros causar ningún perjuicio al Mensajero de Allah.
Y cuando él ya no esté, no os caséis jamás con sus esposas, realmente esto es grave ante Allah.

(54)
Tanto si mostráis algo como si lo mantenéis escondido… Allah es Conocedor de todas las cosas.

(55)
No hay inconveniente para ellas* en cuanto a sus padres, hijos, hermanos, hijos de sus hermanos y de sus hermanas, las mujeres que sean de las suyas* y los esclavos que posean.
Y que teman a Allah, es cierto que Allah es Testigo de todas las cosas.
*[Se refiere al hecho de no tener que hablar desde detrás de una cortina.]
*[Es decir, las mujeres creyentes, musulmanas.]

(56)
Es verdad que Allah y Sus ángeles hacen oración por el Profeta*.
¡Vosotros que creéis! Haced oración por él y saludadlo con un saludo de paz.
*[La oración -o Salat- de Allah es Su gracia y misericordia y la de los ángeles es pedir por él.]

(57)
Los que ofenden a Allah y a Su mensajero, Allah los maldecirá en esta vida y en la Otra. Ha preparado para ellos un castigo infame.

(58)
Y los que ofenden a los creyentes y a las creyentes sin que lo que dicen sea cierto, habrán cargado con una calumnia y un delito indudable.

(59)
¡Profeta! Di a tus esposas e hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran desde arriba con sus vestidos. Esto es lo más adecuado para que se las reconozca y no se las ofenda.
Allah es Perdonador, Compasivo.

(60)
Si los hipócritas, los que tienen una enfermedad en el corazón, los tendenciosos de Medina, no dejan su actitud; te daremos poder sobre ellos y luego, no serán vecinos tuyos en ella por mucho tiempo.

(61)
Malditos, donde quiera que se dé con ellos serán capturados y matados enérgicamente.

(62)
Práctica constante de Allah con los que ya pasaron. Y no encontrarás en el modo de actuar de Allah ningún cambio.

(63)
La gente te pregunta acerca de la Hora, di: Su conocimiento está únicamente junto a Allah; pero, quién sabe si la Hora puede estar cerca.

(64)
Es cierto que Allah ha maldecido a los incrédulos y les ha preparado un Fuego inflamado.

(65)
En él serán para siempre inmortales y no encontrarán quien los proteja o los defienda.

(66)
El día en que sus caras sean pasadas por el fuego, dirán: ¡Ojalá y hubiéramos obedecido a Allah y hubiéramos obedecido al Mensajero!

(67)
Y dirán: ¡Señor nuestro! En realidad nosotros obedecimos a nuestros jefes y superiores y fueron ellos los que nos extraviaron del camino.

(68)
¡Señor! Dales a ellos el doble de castigo y maldícelos con una gran maldición.

(69)
¡Vosotros que creéis! No seáis como los que ofendieron a Musa y Allah manifestó su inocencia frente a lo que decían.*
Él tenía ante Allah una posición de mucha estima.
*[Alude a la historia de Musa, cuando su gente, debido a que él tenía un enorme pudor y nunca enseñaba ninguna parte de su cuerpo, empezó a decir que ocultaba alguna enfermedad del tipo de la lepra. Un día fue a lavarse al río y dejó la ropa sobre una piedra; al terminar volvió donde la piedra y ésta se había movido por si misma de su sitio, por lo que tuvo que andar desnudo buscándola y fue visto por un grupo de principales de su gente que pudo comprobar la integridad de su cuerpo desnudo, quedando desmentido el rumor.]

(70)
¡Vosotros que creéis! Temed a Allah y hablad acertadamente.

(71)
Él hará buenas vuestras acciones y os perdonará las faltas.
Y quien obedece a Allah y a Su mensajero ha triunfado con gran éxito.

(72)
Es cierto que ofrecimos la responsabilidad* a los cielos, la tierra y las montañas, pero no quisieron asumirla estremecidos por ello. Sin embargo el hombre la asumió.
Realmente él es injusto consigo mismo e ignorante.
*[En árabe «amana», encomienda, de la misma raíz que «iman», creencia.
Implica la asunción de las responsabilidades de la sharia y de la capacidad para acceder al conocimiento divino.]

(73)
Para que Allah castigara a los hipócritas y a las hipócritas y a los asociadores y a las asociadoras y se volviera con Su perdón sobre los creyentes y las creyentes.
Allah siempre es Perdonador, Compasivo.

34. SURA DE SABA
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Las alabanzas a Allah a Quien pertenece cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra.
Suya es la alabanza en la Última Vida y Él es el Sabio, el Conocedor de lo más recóndito.

(2)
Sabe lo que entra en la tierra y lo que sale de ella, lo que baja desde el cielo y lo que a él asciende. Él es el Compasivo, el perdonador.

(3)
Y dicen los que se niegan a creer: La Hora no va a llegarnos.
Di: Sí, por mi Señor que os llegará.
Él es el Conocedor del No-Visto. No se Le escapa el peso de una brizna ni en los cielos ni en la tierra, ni hay nada que sea menor o mayor que ello que no esté en un Libro explícito.

(4)
Para recompensar a los que hayan creído y practicado las acciones de bien. Esos tendrán perdón y una provisión generosa.

(5)
Y los que se esfuerzan en eliminar Nuestros signos pensando que se saldrán con la suya, ésos tendrán un castigo de doloroso tormento.

(6)
Los que recibieron el conocimiento ven que lo que se te ha hecho descender procedente de tu Señor, es la verdad y la guía al camino del Poderoso, el Digno de alabanza.

(7)
Y dicen los que se niegan a creer: ¿Queréis que os enseñemos a un hombre que os anuncia que cuando os hayáis quedado reducidos a polvo seréis creados de nuevo?

(8)
¿Se ha inventado una mentira sobre Allah o es acaso un poseso? Pero no, los que no creen en la Última Vida estarán en el castigo y en el extravío profundo.

(9)
¿Es que no se fijan en el cielo y en la tierra que tienen delante y detrás? Si quisiéramos haríamos que se los tragara la tierra o haríamos caer sobre ellos un trozo de cielo; realmente en eso hay un signo para todo siervo que recurre (a su Señor).

(10)
Y así fue como dimos a Daud una gracia procedente de Nos: ¡Montañas, acompañad su glorificación, y las aves también! E hicimos el hierro blando para él.

(11)
¡Haz cotas de malla dándoles su justa proporción! ¡Y obrad con rectitud!, pues es cierto que veo lo que hacéis.

(12)
Y a Sulayman (le subordinamos) el viento, que en una mañana hacía el recorrido de un mes y en una tarde el de otro.
E hicimos que manara para él un manantial de cobre fundido.
Y había genios que trabajaban para él con permiso de su Señor. Y a quien de ellos se apartara de Nuestro mandato le haríamos gustar el castigo del Sair.

(13)
Hacían para él lo que quería: Templos escalonados, estatuas, jofainas como aljibes y marmitas que no se podían mover.
¡Familia de Daud! ¡Obrad con agradecimiento!
Son pocos Mis siervos agradecidos.

(14)
Y cuando decretamos que muriera, lo único que les hizo darse cuenta de su muerte fue que el bicho de la tierra* carcomió su cetro; así, cuando cayó, se les hizo claro a los genios, que si hubieran conocido el No-Visto no habrían permanecido en el denigrante castigo.
*[La carcoma]

(15)
Realmente la gente de Saba tenía un signo en donde habitaba: Dos jardines a ambos lados: derecha e izquierda.
¡Comed de la provisión de vuestro Señor y agradecedle!
Es una buena tierra y Él es un Señor Indulgente.

(16)
Pero se desviaron y enviamos contra ellos la inundación del dique y convertimos los dos jardines en otros con arbustos espinosos y amargos, tamariscos y algún azufaifo.

(17)
Así les pagamos por haber sido desagradecidos.
¿Acaso recibe ese pago alguien que no sea ingrato?

(18)
Habíamos dispuesto entre ellos y la ciudades que habíamos bendecido*, ciudades conectadas entre sí de manera que las etapas del viaje venían a la medida.
¡Viajad a salvo, a través de ellas, de noche y de día!
* [Se refiere a las ciudades de Sham, la Gran Siria]

(19)
Pero dijeron: ¡Señor nuestro! Haz las distancias de nuestros viajes más largas. Y fueron injustos consigo mismos.
Los convertimos en relato de la gente e hicimos que se dispersaran completamente. Es cierto que en eso hay signos para todo el que sea paciente, agradecido.

(20)
Y así fue que Iblis confirmó en ellos su convicción* y le siguieron, con la excepción de un grupo de creyentes.
* [De que los hombres se dejarían seducir por él]

(21)
Pero no tenía ningún poder sobre ellos, sólo fue para que distinguiéramos a quien creía en la Última Vida de quien estaba en duda sobre ella.
Tu Señor está Atento a todas las cosas.

(22)
Di: ¡Llamad a los que afirmáis aparte de Allah!
No tienen el más mínimo dominio ni en los cielos ni en la tierra, ni tienen participación alguna, ni Él tiene entre ellos ningún ayudante.

(23)
No habrá intercesión que valga ante Él excepto la de quien Él autorice. Y cuando el miedo se haya ido de sus corazones y se digan: ¿Qué dice vuestro Señor? Dirán: La verdad. Y Él es el Excelso, el Grande.*
*[Ibn Yuzay dice sobre esta aleya que según se pone de manifiesto en los hadices, se refiere a los ángeles que al oir la revelación se llenan de un gran temor y cuando éste desaparece de sus corazones se dicen unos a otros lo que menciona la aleya. Y la conexión con la frase anterior está en que los árabes creían que los ángeles intercedían por ellos.]

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?