Hizb 56

Hizb 56
Traducción

62. SURA DEL VIERNES (AL-YUMUA)
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Todo lo que hay en el cielo y en la tierra glorifica a Allah, el Rey, el Purísimo, el Poderoso, el Sabio.

(2)
Él es Quien ha hecho surgir para los iletrados* un Mensajero que es uno de ellos; y que les recita Sus signos, los purifica y les enseña el Libro y la sabiduría, cuando antes estaban en un claro extravío.
*[Alusión a los árabes que no escribían ni leían.]

(3)
Y para otros que aún no han venido*.
Él es el Poderoso, el Sabio.
*[En un hadiz de Abu Huraira, recogido por el Bujari, se dice: Estábamos sentados junto al Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, cuando le descendió la sura de «Al Yumua», y al recitar «y para otros que aún no han venido», un hombre preguntó: ¿quiénes son éstos, oh mensajero de Allah? Y el Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, poniendo sus manos sobre Salman el persa, dijo: «Si la creencia estuviera junto a Zoraya (las Pléyades), hombres como éstos la alcanzarían».]

(4)
Ese es el favor de Allah que Él da a quien quiere.
Allah es Dueño del Favor inmenso.

(5)
Aquellos a quienes les fue encomendada la Torá y no actuaron conforme a ella, se parecen a un asno que lleva una carga de libros. Qué mala es la semejanza de la gente que negó los signos de Allah.
Allah no guía a la gente injusta.

(6)
Di: ¡Vosotros que practicáis el judaísmo! Si pretendéis que sois los amigos exclusivos de Allah frente al resto de los hombres, pedid la muerte si es verdad lo que decís.

(7)
Pero jamás la desearán por lo que muestran sus manos.
Allah conoce a los injustos.

(8)
Di: Tened por seguro que la muerte, de la que huís, os encontrará y luego regresaréis al Conocedor del No-Visto y de lo Aparente que os hará saber lo que hayáis hecho.

(9)
¡Vosotros que creéis! Cuando se llame a la oración del Viernes, acudid con prontitud al recuerdo de Allah y dejad toda compraventa; eso es mejor para vosotros si sabéis.

(10)
Pero una vez concluida la Oración, id y repartíos por la tierra y buscad el favor de Allah. Y recordad mucho a Allah para que podáis tener éxito.

(11)
Y cuando ven un negocio o alguna distracción corren hacia ello y te dejan plantado. Di: Lo que hay junto a Allah es mejor que la diversión y el negocio.
Y Allah es el mejor de los que proveen.

63. SURA DE LOS HIPÓCRITAS
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Cuando vienen a ti los hipócritas, dicen: Atestiguamos que tú eres el Mensajero de Allah. Allah sabe que tú eres Su mensajero y Allah atestigua que los hipócritas son mentirosos.

(2)
Toman sus juramentos como tapadera y desvían del camino de Allah. ¡Qué malo es lo que hacen!

(3)
Eso es porque han renegado después de haber creído y sus corazones han sido sellados, de manera que no entienden.

(4)
Cuando los ves, te gusta su aspecto y si hablan, sus palabras captan tu atención. Son como maderos que no sostienen nada. Creen que cualquier grito va dirigido contra ellos.
Ellos son el enemigo, tened cuidado. ¡Mátelos Allah! ¡Cómo mienten!

(5)
Y cuando se les dice: Venid para que el Mensajero pida perdón por vosotros, vuelven la cabeza y los ves que se apartan con soberbia.

(6)
Es igual que pidas perdón por ellos o que no, Allah no los va a perdonar.
Es cierto que Allah no guía a la gente descarriada.

(7)
Ellos son los que dicen: No gastéis en favor de los que están con el Mensajero hasta que no se separen de él.
A Allah pertenecen los tesoros de los cielos y de la tierra, sin embargo los hipócritas no comprenden.

(8)
Dicen: Si regresamos a Medina, los más poderosos expulsarán a los más débiles.
De Allah es el poder y de Su mensajero y de los creyentes, pero los hipócritas no saben.

(9)
¡Vosotros que creéis! Que ni vuestras riquezas ni vuestros hijos os distraigan del recuerdo de Allah.
Y quien lo haga…Esos son los perdedores.

(10)
Gastad de la provisión que os damos antes de que le llegue la muerte a cualquiera de vosotros y diga: ¡Señor mío! Si me dieras un poco más de plazo, podría dar con generosidad y ser de los rectos.

(11)
Pero Allah no va a dar ningún plazo a nadie cuando le llegue su fin. Allah conoce perfectamente lo que hacéis.

64. SURA DEL DESENGAÑO
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
A Allah glorifica todo cuanto hay en los cielos y en la tierra. Suya es la soberanía y Suyas son las alabanzas.
Él es Poderoso sobre todas las cosas.

(2)
Él es Quien os ha creado. Y entre vosotros unos son incrédulos y otros creyentes. Allah ve lo que hacéis.

(3)
Creó los cielos y la tierra con la verdad, os dio forma e hizo que fuera la mejor. A Él se ha de retornar.

(4)
Conoce lo que hay en los cielos y en la tierra y sabe lo que guardáis en secreto y lo que mostráis.
Allah sabe lo que encierran los pechos.

(5)
¿No os han llegado las noticias de los anteriores a vosotros? Se negaron a creer y gustaron las consecuencias de su acción. Tendrán un doloroso castigo.

(6)
Eso es porque habiéndoles llegado sus mensajeros con las pruebas claras dijeron: ¿Es que nos van a guiar simples humanos? Y se negaron a creer y se desentendieron; y Allah prescindió de ellos.
Allah es Rico, en Sí mismo alabado.

(7)
Los que se niegan a creer pretenden que no van a ser devueltos a la vida. Di: Por el contrario. ¡Por tu Señor! que seréis levantados y luego se os hará saber lo que hicisteis.
Eso es simple para Allah.

(8)
Creed pues en Allah y en Su mensajero y en la luz que ha hecho descender.
Allah está perfectamente informado de lo que hacéis.

(9)
El día en que os reúna con motivo del Día de la Reunión, ése será el Día del Desengaño. Quien haya creído en Allah y haya actuado con rectitud, le cubriremos sus maldades y lo haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos. En ellos serán inmortales para siempre. Ese es el gran triunfo.

(10)
Y los que se hayan negado a creer y hayan tachado de mentira Nuestros signos, ésos son los compañeros del Fuego donde serán inmortales. ¡Qué mal lugar de destino!

(11)
Nada de lo que sobreviene es sin permiso de Allah.
El que crea en Allah, habrá guiado su corazón.
Allah es Conocedor de cada cosa.

(12)
Obedeced a Allah y obedeced al Mensajero.
Y si dais la espalda… Ciertamente a Nuestro mensajero sólo le incumbe transmitir con claridad.

(13)
Allah, no hay dios sino Él; en Allah se abandonan los creyentes.

(14)
¡Vosotros que creéis! Es cierto que entre vuestras esposas e hijos hay enemigos para vosotros*, guardaos de ellos.
Pero si sois indulgentes, pasáis por alto y perdonáis… Es verdad que Allah es Perdonador y Compasivo.
*[Esta aleya descendió en relación a un grupo de musulmanes de Meca que al querer emigrar a Medina se encontraron con la oposición de sus esposas e hijos y esto los retrasó. También se relaciona con un hombre que quiso ir a luchar en el camino de Allah y ante las quejas de su familia decidió no separarse de ellos y luego se arrepintió de haberlo hecho.]

(15)
Realmente vuestras riquezas e hijos no son sino una prueba, pero Allah tiene a Su lado una enorme recompensa.

(16)
Así pues temed a Allah cuanto podáis, escuchad, obedeced y dad con sinceridad, que será para vosotros mismos.
Aquel que está libre de su propia avaricia… Esos son los que tendrán éxito.

(17)
Si le hacéis un hermoso préstamo a Allah, Él os lo devolverá doblado y os perdonará. Allah es Agradecido, Benévolo.

(18)
El Conocedor del No-Visto y de lo Aparente, el Poderoso, el Sabio.

65. SURA DEL DIVORCIO
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
¡Profeta! Cuando divorciéis a las mujeres, hacedlo de manera que estén en disposición de empezar su período de espera*.
Guardad el período de espera y temed a Allah, vuestro Señor.
No las hagáis salir de sus casas ni tampoco salgan ellas, a menos que hayan cometido una indecencia evidente.
Estos son los límites de Allah; quien traspase los límites de Allah, habrá sido injusto consigo mismo. Tú no sabes si Allah dispondrá otra cosa después.
*[Es decir, dentro de un período de pureza y no durante la menstruación, y sin haber mantenido relación sexual con ellas.]

(2)
Y cuando hayan alcanzado su periodo de espera, o bien os quedáis con ellas como es debido u os separáis de ellas como es debido*. Y haced que dos de vosotros, que sean rectos, sean testigos. Cumplid el testimonio por Allah.
A eso se exhorta a quien crea en Allah y en el Último Día.
Y quien teme a Allah, Él le da una salida.
*[Lit. según lo reconocido.]

(3)
Y le provee desde donde no lo espera. Quien se abandone en Allah, Él le bastará.
Es cierto que la orden de Allah llega hasta donde Él quiere.
Allah le ha dado a cada cosa un término y una medida.

(4)
Y aquellas de vuestras mujeres que hayan llegado a la menopausia, si dudáis de su período de espera, éste son tres meses; así como para la que aún no haya tenido la menstruación.
Y las que estén embarazadas, su período de espera será hasta que den a luz.
Quien teme a Allah, Él le dará facilidad en lo suyo.

(5)
Ese es Su mandato, el que Allah ha hecho descender para vosotros. Y quien tema a Allah, Él le cubrirá sus maldades y le aumentará su recompensa.

(6)
Alojadlas donde os alojáis, según vuestros medios, pero no las perjudiquéis haciéndoles pasar estrechez.
Y si estuvieran embarazadas ocuparos de su manutención hasta que den a luz. Y si dan de mamar a vuestros hijos*, dadles la remuneración que corresponda y llegad a un acuerdo entre vosotros como es debido.
Y si tenéis dificultades, que amamante a su hijo otra.
*[Lit. «para vosotros», es decir, vosotros los padres; puesto que el padre es el responsable de los gastos de sus hijos y no puede obligar a la madre a amamantar al hijo si ella no quiere.]

(7)
Quien posea con holgura, que gaste de acuerdo a su holgura; y a quien se le haya dado una provisión restringida, que gaste de acuerdo a lo que Allah le haya dado.
Allah no le impone a nadie sino en la medida de lo que le da.
Allah da facilidad después de la dificultad.

(8)
A cuántas ciudades que desobedecieron la orden de su Señor y la de Sus mensajeros, las hicimos rendir cuentas con dureza y las castigamos con un terrible castigo.

(9)
Gustaron las malas consecuencias de su actitud y su fin fue la perdición.

(10)
Allah les ha preparado un fuerte castigo. Así pues, temed a Allah, vosotros que sabéis reconocer lo esencial, vosotros que creéis. Allah ha hecho descender para vosotros un recuerdo.

(11)
Un Mensajero que os lee los signos de Allah clarificados, para sacar a los que creen y practican las acciones de bien de la tinieblas a la luz.
A quien crea en Allah y obre con rectitud le haremos entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos en los que será inmortal para siempre.
Allah le habrá hecho buena la provisión.

(12)
Allah es Quien ha creado los siete cielos y otro tanto de tierra.
La orden desciende a través de ellos para que sepáis que Allah tiene poder sobre todas las cosas y que el conocimiento de Allah todo lo abarca.

66. SURA DE LA PROHIBICIÓN
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
¡Profeta! ¿Por qué te prohíbes lo que Allah ha hecho lícito para ti, buscando el agrado de tus esposas, cuando Allah es Perdonador y Compasivo?
*[Entre las transmisiones sobre la razón del descenso de esta aleya destacan dos. La primera, que está recogida en el Bujari, es que el Mensajero de Allah, que Él le dé Su gracia y paz, solía ir donde su esposa Zaynab para beber miel, entonces Aisha, Hafsa y Sauda bint Zama, acordaron que la que se acercara a él, dijera: ¿Has tomado Magafir?, una resina dulce pero de muy mal olor. Así lo hicieron y él dijo: No, he bebido miel. Le dijeron: ¿No has bebido tal resina? Y dijo: Nunca la bebo; y a él le disgustaba que le hallaran mal olor. Cuando volvió a entrar donde Zaynab y ésta le ofreció miel, él la rechazó diciendo: No tengo necesidad de ella.
La segunda es, que el Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, fue un día al aposento de Hafsa y encontró que se había marchado a visitar a su padre, Umar lbn al-Jattab. Entonces llamó a su esclava María; y cuando Hafsa regresó, dijo: ¡Mensajero de Allah! ¿Es que no hay entre tus mujeres ninguna a la que desprecies más que a mi; cómo has podido entrar con ella en mi aposento? Y el Profeta, tratando de complacerla, le dijo: ¿Te quedarías satisfecha si la hiciera ilícita para mí (refiriéndose a María)? Y contestó: Sí. Entonces el Profeta la declaró ilícita para sí y le pidió a Hafsa que no lo contara a nadie. Cuando Hafsa se quedo sola, llamó a Aisha, cuyos aposentos eran contiguos a los suyos, y le contó el secreto del Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz. Él se enfadó y juró no visitar a sus esposas durante un mes, y entonces descendió esta aleya.
Esta última versión es la que se estudia cuando se consideran los efectos legales de la sura.]

(2)
Allah os ha prescrito cómo debéis compensar los juramentos.
Allah es vuestro Dueño y Él es el Conocedor, el Sabio.

(3)
Y cuando el Profeta confió un secreto a una de su esposas y ella lo contó*. Allah hizo que se enterara de ello y él después refirió una parte y omitió otra. Cuando se lo hizo saber a ella, ésta dijo: ¿Quién te lo ha dado a conocer? Dijo: Me lo ha dado a conocer el Omnisciente, Aquel al que nada se le oculta.
*[Sobre el contenido de este secreto hay tres opiniones. Una lo refiere a la prohibición de la esclava, según lo cual el Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, le habría pedido a Hafsa que no contara su decisión al respecto. Otra lo refiere a que dijo que Abu Bakr y Umar le seguirían en el mando tras su muerte. Y la tercera lo refiere al episodio de la miel. Lo primero parece más obvio, según lbn Yuzay, y en cualquier caso, la esposa a la que le refirió el secreto fue Hafsa.]

(4)
Si ambas* os volvéis a Allah en arrepentimiento, ya que vuestros corazones se habían torcido… Pero si os confabuláis contra él… Allah es su defensor y Yibril y los creyentes justos. Y además de ello lo asisten los ángeles.
*[Se refiere a Hafsa y Aisha. Hafsa sería la que contó el secreto a Aisha.]

(5)
Puede que si las divorciara, su Señor le diera a cambio esposas mejores que ellas. Musulmanas, creyentes, obedientes, de fácil arrepentimiento, adoradoras fervientes y ayunantes, ya hubieran estado casadas antes o fueran vírgenes.

(6)
¡Vosotros que creéis! Guardaos a vosotros mismos y a vuestra gente de un fuego cuyo combustible serán los hombres y las piedras. Sobre él habrá ángeles duros y violentos que no desobedecerán a Allah en lo que les ordene, sino que harán lo que se les ordene.

(7)
¡Vosotros que os negáis a creer! No os excuséis hoy, no se os pagará sino por lo que hicisteis.

(8)
¡Vosotros que creéis! Volveos a Allah sinceramente para que vuestro Señor cubra vuestras maldades y os haga entrar en jardines por cuyo suelo corren los ríos.
El día en que Allah no humillará ni al Profeta ni a los que hayan creído con él.
Su propia luz correrá delante de ellos y a su derecha. Dirán: ¡Señor nuestro! Colma nuestra luz y perdónanos, realmente Tú tienes poder sobre todas las cosas.

(9)
¡Profeta! Lucha contra los que se niegan a creer y contra los hipócritas y sé duro con ellos.
Su refugio es Yahannam. ¡Qué mal lugar de destino!

(10)
Allah les pone un ejemplo a los que se niegan a creer: La mujer de Nuh y la mujer de Lut, ambas estuvieron bajo dos de nuestros siervos justos y ambas los traicionaron.
Pero no les sirvió de nada ante Allah y se dijo: Entrad en el Fuego en compañía de los que han de entrar.

(11)
Y Allah les pone un ejemplo a los que creen: La mujer de Firaún cuando dijo: ¡Señor mío! Haz para mí una casa, junto a Ti, en el Jardín, y sálvame de Firaún y de sus actos; y sálvame de la gente injusta.

(12)
Y Maryam, la hija de Imrán, la que guardó su vientre, e insuflamos en él parte de Nuestro espíritu.
Y la que creyó en la verdad de las palabras de su Señor y en Su libro y fue de las obedientes.

error

Comparte nuestros contenidos !

Siguenos
WhatsApp
error: Content is protected !!
Abrir chat
Assalamu Alaykum
Comunidad Islamica en Mexico
Hola. Gracias por visitar nuestro sitio. En qué podemos ayudarte?